Friday, January 21, 2011

Hoy, 21 de Enero, en el Calendario


Efemérides, datos y apuntes de la historia relacionados con el día de hoy. Además de nuestras notas en Damisela.com y Guije.com, consultamos el Calendario USA del día de hoy, 21 de enero, para confeccionar la primera sección dedicada a los Estados Unidos de América. La segunda sección, con la ayuda de la información en Damisela.com y Guije.com, se basa en el Calendario Cubano del 21 de enero. En algunos casos la historia de los Estados Unidos de América es muy similar, en tales casos la presentamos donde sea más adecuado.

Hoy 21 de Enero en el Calendario USA

21 de Enero 1974 - La Corte Suprema aprobó la educación bilingüe a favor de que a los jóvenes cuyo idioma primario es otro que el inglés se le debe de enseñar inglés.

21 de Enero 1824 - Nació Thomas Jonathan Jackson (Stonewall Jackson - Jackson Muralla de Piedra) en Clarksburg, Virginia (en el presente en West Virginia). General del ejército del Sur en la Guerra Civil. Murió 10 de mayo de 1863.

21 de Enero 1979 - Super Bowl XIII - Orange Bowl, Miami, Florida - Pittsburgh Steelers 35 / Dallas Cowboys 31.

Hoy, 21 de Enero, en el Calendario Cubano

La Habana
La Habana, Cuba

Almanaques cubanos de 1921 y 1946 indican que el 21 de Enero se celebró el día de: Nuestra Señora de Belén, Santa Inés, virgen y mártir, santos Publio y Fructuoso, mártires, Epifanio confesor.

Nació Ignacio José Urrutia en La Habana el 21 de enero de 1735 y falleció en la misma el 16 de octubre de 1795. Abogado e historiador. Comenzó su “Teatro histórico, jurídico, político, militar de la Isla Fernandina de Cuba”, principalmente de su capital de La Habana, de la cual se publicó el tomo primero. A la Academia de la Historia se debe la publicación de parte del segundo tomo en 1930, para la cual Carlos Trelles escribió un prólogo. En 1791 publicó Urrutia “Compendio de memorias para servir a la Historia de Cuba”.

21 de Enero de 1896 La Invasión Libertadora en Pinar del Río: Permanece en Guane.

Guane
Pinar del Río, Cuba

La Invasión Libertadora del 15 al 22 de enero de 1896 por José Miró Argenter.

"Pocos días antes de nuestra excursión por los confines occidentales, enarboló la bandera separatista uno de los hombres más influyentes de aquella rica comarca: Manuel Lazo, representante de las grandes manufacturas tabacaleras, quien arrastró a muchos campesinos que sólo esperaban la voz autorizad del jefe del movimiento. La resolución de Lazo fue el toque de llamada y tropa: los vegueros todos del distrito de Guane dejaron las posturas, el semillero y la escogida. Casi simultáneamente se pronunció el abogado José Antonio Caiñas, con sus hijos, arrastrando a otros simpatizadores de la región pinareña, y habiéndose unido al coronel Varona, que formaba parte de la columna de Maceo, entraron triunfalmente en Guane, con buen golpe de gente. Bastó la noticia de que Maceo se aproximaba, para que los prosélitos de la causa del país se apresurasen a dar solemne testimonio de su adhesión a los principios revolucionarios, y movidos por la legítima vanidad de ofrecerle al ilustre General la más señalada muestra de entusiasmo, le presentaron, en columna de honor, un regimiento de caballería, el 1º de Vuelta Abajo, con la gente armada y equipada, para Maceo el más estimable y valioso de los agasajos. En Guane no se destruyó ninguna finca, ni se ocuparon las mercancías de ningún establecimiento comercial. A nadie se le negó salvoconducto ni el documento necesario para que fuesen respetados sus bienes y utensilios de trabajo. Los españoles estaban absortos, dudando de lo que veían. La temible irrupción oriental no causaba estragos, ni aun mortificaciones. Los integristas de mayor significación conversaban con Maceo, midiéndolo y admirándolo sorprendidos de hallarse a su presencia, y más asombrados de que fuera hombre afable y compasivo. Todo cuanto le pedían, lo concedía en el acto, y mandaba que se extendiera la autorización incontinenti. El Estado Mayor no trabajaba más que para los peticionarios: autorizaciones, permisos, salvoconductos y mandamientos terminantes para que ningún invasor traspasara los umbrales del feudo español. Únicamente nos incautamos de los fondos municipales para pagar a los maestros de instrucción primaria, a los que el gobierno paternal tenía en lamentable atraso. La lección era instructiva"...

Güines
La Habana, Cuba

Máximo Gómez en las inmediaciones de Güines - En “Un Día Como Hoy” por Emeterio S. Santovenia editado por Editorial Trópico, 1946, La Habana, Cuba, páginas 47-48 nos describe los acontecimientos del 21 de enero de 1896:

"En los anales de las guerras de Cuba hubo pocos momentos históricos en que la actividad de los soldados de la libertad se manifestase más intensamente que a principios de 1896. Fue aquél, en realidad, el año crítico de la insurrección del 24 de febrero. Estaban a prueba la acometividad y la audacia del cubano rebelde. El oportuno y buen uso de semejantes cualidades, tan decisivas en las luchas armadas, determinó el fracaso definitivo de los cuerpos de ejército enviados desde la Metrópoli para conservar la Colonia. Las serranías y llanuras de Vuelta Abajo resultaron teatros de nuevas hazañas del Lugarteniente. Al plantar la enseña de Guáimaro en los confines de Poniente, proeza estupenda, quedaba realizado uno de los objetivos de mayor riesgo del plan convenido en el campamento de Baracoa, en la provincia de La Habana, el 7 de enero de 1896, por Antonio Maceo y Máximo Gómez. En el entretanto ¿que hacía el Generalísimo? Como apuntó uno de sus biógrafos, el Generalísimo, con el fin de llamar hacia sí la atención del enemigo, mientras el Lugarteniente ejecutaba su magnífica correría, llevo a cabo en la provincia de La Habana movimientos en todas direcciones, que, por la pequeñez del campo en que se realizaron, por lo poblado de la región, por las fuerzas contrarias en ella acumuladas, por los medios de comunicación de que las mismas disponían, por la cercanía de la capital de la Isla y por su propia persistencia, fueron asombrosos y constituyeron prueba fehaciente de las extraordinarias cualidades estratégicas del gran caudillo, de su prodigiosa resistencia física y de su indomable energía. Asombrosa fue, realmente, la campaña del mayor general Máximo Gómez en la provincia de La Habana. Asaltos de poblaciones, correrías incesantes y combates reñidos tuvieron en el Generalísimo un ejecutor admirable. Pero su desenfado no se tradujo sólo en acciones calificables propiamente de bélicas, sino también en actos de presencia resonantes. Tal fue, y no fue la única, su operación del 21 de enero de 1896. Después de pasar por Tapaste en las primeras horas del día llegó, ya por la tarde, a las inmediaciones de Güines, y allí, junto a la risueña villa del Mayabeque, con grande aparato y sugestiva arrogancia, estableció su vivaque el General en Jefe del Ejercito Libertador"...

21 de Enero de 1869 - Sucesos en el teatro Villanueva.


..."Para defender a España de los abominables mambises, organizaron los españoles residentes en Cuba el Cuerpo de Voluntarios, y se proveyó a sus componentes de vistosos uniformes y de relucientes armas. Pero tan gallardos soldados no marcharon a la busca de insurrectos. Otra misión les estaba reservada lucir su marcialidad en paseos y en revistas, saquear propiedades de cubanos no afectos a la tiranía, asesinar en ocasiones a seres inocentes en plena capital, e imponer su voluntad a los tímidos capitanes generales. Vamos a referir aquí algunas de las hazañas de tan bizarro cuerpo. Un día penetran en el teatro Villanueva, donde se representa una obra de bufos cubanos. Gritan desaforadamente, disparan sus armas sobre la indefensa concurrencia, y lo destruyen todo. Otro día atacan a los muchachos de la Acera del Louvre, jóvenes de las familias más distinguidas, que acostumbraban reunirse en las aceras de lo que hoy es hotel Inglaterra, frente al Parque Central. Los voluntarios saben que las filas de los muchachos ya no están nutridas, porque muchos han ido a la manigua. Y los voluntarios valientes que no van a buscar a los que marcharon al campo, atacan a los que aun quedan en La Habana"...

Teatro Villanueva
La Habana, Cuba


..."Pero no pararon aquí las cosas, sino que, pocos días más tarde, el 21 de enero, se repitieron los disturbios en las calles de La Habana, con ocasión, por cierto, de una obra y unos cantos ofrecidos en el propio teatro de Villanueva en una función extraordinaria a beneficio de la joven actriz Florinda Camps, "célebre en aquellos días -al decir de Gelpi-, por la habilidad con que desempeñaba los papeles más notables de las piezas antiespañolas que la Compañía ponía en escena". Además se anunciaba para el día siguiente otra función a beneficio de "unos insolventes". La índole de las obras y canciones que iban a presentarse esos dos días y el anuncio que hizo, humorísticamente, el día 20 el periódico libre La Chamarreta, de que los productos de esas funciones, según relata José Ramón Betancourt en su folleto Las dos Banderas, "se destinaban a un fin laudable y que sólo se permitiría la entrada a los que llevasen "garabato y horquetilla", fue suficiente, según el propio autor, "para que La Voz de Cuba diese nuevamente su grito de alerta, y para que los señores voluntarios resolviesen disolver, por sí y ante sí, a viva fuerza, aquella reunión". Circuló asimismo, por La Habana, que el producto de esas funciones se destinaba a los fondos de la revolución, y que sería la señal de levantamiento de los habaneros y del degüello de los españoles; idea esta última que, como bien dice Francisco Javier Balmaseda en su obra Los Confinados a Fernando Poo, "resulta inverosímil y claramente calumniosa, pues a ser cierta, los conspiradores no hubieran llevado allí sus esposas, sus madres y sus hijas"...

21 de Enero de 1558 - De “Historia Documentada de San Cristóbal de La Habana en el Siglo XVI: Basada en los documentos originales existentes en el Archivo General de Indias en Sevilla” Tomo I, por Irene A. Wright, Imprenta El Siglo XX, Rep. de Brasil 27, La Habana, editada en 1939, páginas 194-195.

"Don felipe &. a vos bartolome sanchez sabed que el puerto de la hauana es escala principal de las yndias a donde los nauios que vienen dellas asi del nombre de dios como de la nueva españa y otras partes para venir a estos Reynos vienen a parar y es necesario y muy ynportante quel dicho puerto este siempre a Recaudo y con gran defensa para que en caso que armada de francia pase a aquellas partes no pueda tomar el dicho puerto y hazer daño en el y como quiera que por nuestro mandado se a hecho vna fortaleza en el dicho puerto de la qual a sido allcaide Juan de lovera somos ynformados que no es bastante defensa para guarda del dicho puerto y de las naos que van y vienen a las yndias asy por no ser la fortaleza tal qual conviene como por no estar en buen sitio e lugar y porque a nuestro seruicio conviene que luego con toda breuedad se haga la dicha fortaleza como convenga y en caso que no este en lugar y parte conviniente se haga en el sitio y parte donde este mejor y mas aproposito confiando de vos que soys tal persona que con todo cuydado y diligencia entendereis en ello y que con vuestra espi­riencia abilidad y diligencias que teneis en cosas desta calidad hareys la dicha fortificacion como convenga avemos acordado de os cometer la obra della y asi vos mando que con toda breuedad vais a la dicha villa"...

No comments:

Post a Comment

Post a Comment